La escalofriante historia del Porsche de James Dean


2017-03-06 11:03 Curiosidades Por: Aleix Generó

Uno de los grandes iconos del cine que murió en un accidente de tráfico, a bordo de su Porsche 550 Spyder: un coche maldito que repasamos en MotorDC.

Todo empezó cuando Dean estaba grabando Rebelde sin Causa y decidió cambiar su Porsche 356 por un 550 Spyder. El 23 de septiembre de 1955, James Dean se encontró con el también actor Alec Guiness, famoso por su papel de Obi-Wan Kenobi en la primera trilogía de La Guerra de las Galaxias. Este al ver su coche le dijo que tenía un aspecto siniestro y que si se subía a ese automóvil iba a terminar muerto.



Una semana después sufrió el fatal accidente. Realmente espeluznante. Los hechos se sucedieron y el coche maldito siguió su maldición ‘robando’ vidas de más personas. George Barris compró por 2.500 dolares lo que quedaba del coche de Dean y poco después el coche se resbaló del tráiler donde estaba y rompió la pierna de Barris. No pasó mucho para que Barris vendiese el motor y toda la transmisión a Troy McHenry y William Eschrid.

Ambos colocaron distintas partes de “Little Bastard” a sus autos y cuando se enfrentaban en una carrera McHenry perdió el control y terminó impactando contra un árbol muriendo al instante, el auto de Eschrid, por su parte, se volcó luego de que se bloqueara súbitamente dejándolo gravemente herido. A su vez Barris vendió dos neumáticos del 550 Spyder, poco después ambas.

Por si fuera poco unos ladrones ingresaron a dónde Barris guardaba lo que quedaba del Porsche de James Dean, a uno se le desgarro el brazo al tratar de tomar el timón y el otro se hirió al intentar remover el asiento de tartán. Barris decidió esconder y con él resbaló del estrado del colegio donde se exhibía y terminó rompiendo la cadera de un estudiante. Una verdadera sucesión de hechos que dicen mucho del maleficio que traía consigo el coche ‘maldito’ de James Dean.


Comenta con Facebook



Artículos Relacionados