El Real Madrid firmó la 'paz' tras la catástrofe


2017-10-02 02:10 Deportistas Por: Aleix Generó

El Real Madrid venció al Espanyol en su primera victoria en el Santiago Bernabéu. El club merengue sumó sus primeros tres puntos en el campeonato nacional doméstico y rompió la racha negativa de resultados que llevaba cosechando en casa.

El equipo dirigido por Zinedine Zidane empezó la Liga en el Santiago Bernabéu empatando ante el Valencia (2-2) y no pudo remontar el vuelo en las siguientes jornadas ante el Levante (1-1) y el Real Betis (0-1) siguiendo con la mala dinámica de resultados y yendo directo a por el registro de 2004.



Un registro que les hizo acumular a los blancos cuatro partidos sin conseguir los tres puntos en el citado año mencionado. Esa etapa quedó atrás en la estadística para los madridistas en la presente temporada que está en juego. Un récord muy negativo de los madridistas del que se han salvado ante el Espanyol.

El conjunto madridista consiguió romper el registro y seguir el pistón liguero que marca la clasificación del campeonato nacional. Era fundamental sumar de tres en tres ante el equipo blanquiazul y lo hizo de la mejor manera posible. 

Isco impuso su ley en el Bernabéu:

En Cataluña se han vivido imágenes lamentables en medio de un intento de Golpe de Estado que ha afectado claramente a todos los españoles. Cataluña, en este 1-O, se ha convertido en una comunidad que se ha saltado la ley. El desafío independentista de Cataluña ha tocado, desgraciadamente, directamente la actualidad del Real Madrid y ha hecho engalanar el estadio de Chamartín con infinitas banderas de España y un cántico en honor al país que ha sonado más fuerte que nunca y ha retumbado en la capital de España. Mientras, en Cataluña, se ha mostrado la peor cara al mundo entero con un referéndum totalmente ilegal y un bochorno que los españoles tardarán tiempo en olvidar.

Pasando de la política al fútbol y dejando claro que nada tiene que ver una cosa con la otra, entre el ambiente crispado, Isco ejerció de mago y decidió el partido cuando peor lo pasaba el Real Madrid. El de Benalmádena al igual que algunos 'ilusos' independentistas han intentado, ha impuesto su ley (él de forma totalmente legal) y le ha dado meritoriamente tres puntos a los blancos importantísimos. “Isco es la luz de este Madrid”, explicaba Quique Sánchez Flores en sala de prensa de forma elegante para definir el partido del malagueño. Y lo fue. Porque si a este Real Madrid le falta lucidez, como en el segundo tiempo, ahí estará Isco para arreglar el entuerto. Entre las bajas se erigió como protagonista en el ‘11’ que sacó Zidane ante los periquitos. Un ‘11’ en el que estaba Achraf a prueba como principal novedad (y que por cierto pasó con nota)

A pesar de lo que dice el registro histórico, el Espanyol fue un rival incómodo y que puso en aprietos al Real Madrid durante toda la segunda mitad. La primera oportunidad del partido fue para ‘Magia’ y la desaprovechó, pero es un crack y como tal a la segunda no falló. Antes Asensio, Ramos y Modric (especial hincapié al sevillano) probaron a Pau que se convertía en un muro inexpugnable.

Pero Isco vale para todo y también derriba muros. Se intercambió los papeles de asistente-goleador con Cristiano y puso el 1-0 en un Bernabéu que estallaba de euforia cada vez que la tocaba el malagueño (minuto 29) el partido se le ponía de cara al Real Madrid y la primera victoria casera estaba más cerca. Pudo marcar Cristiano en la reanudación, pero está gafado en Liga y ya ha igualado su peor registro desde que es jugador merengue con 4 partidos de sequía absoluta de goles. Por ocasiones no será…

El segundo tiempo fue para los blanquiazules que querían encontrar petróleo ante un Real Madrid dormido y que hacía presagiar una pérdida de puntos totalmente definitiva para independizarse de la Liga y decir adiós al título de forma definitiva. Solo Keylor y el palo salvaron las acometidas del Espanyol. Y Nacho fue el otro gran salvador, con permiso de Isco, para no permitir otro traspié casero. Providencial en el corte defensivo y armando el contragolpe para que lo finalizase Isco (minuto 70) Los partidos se acaban cuando Isco dice que se ha acabado y frota su lámpara.

El malagueño hacia delirar al madridismo con el doblete y se iba en pie de un Bernabéu entregado a él. No es para menos, ahora mismo es el jefe del Real Madrid y del fútbol español. El madridismo ya desea que se termine el parón de selecciones, que ni siquiera ha empezado, para volver a disfrutar del mago de Arroyo de la Miel. Es el artífice que ha permitido los tres puntos ligueros ante un siempre bienvenido Espanyol que se irá de casa tras realizar una muy buena segunda mitad de partido. El Real Madrid, lejos de la independencia, sigue una jornada más a la caza del liderato y relamiéndose las heridas pasadas.


Comenta con Facebook



Artículos Relacionados